Osteointegración o ¿el principio del fin del socket?

La osteointegración es un proceso quirúrgico en el cuál se inserta un implante de metal en el hueso de la pierna o el brazo, adhiriéndose las células óseas a la superficie metálica; Una parte del implante sobresale del muñón a través de la piel permitiendo que se pueda unir al resto de la prótesis, lo que nos lleva a la posibilidad de no usar encaje, como principal beneficio a priori; Pero, ¿Supone objetívamente una mejora frente a los denominados “sockets”?

Un estudio encabezado por el doctor Hendrik Van de Meent, de la universidad de Nijmegen (Holanda), en el que se investigaba tanto la habilidad al caminar como la calidad de vida de pacientes que usan prótesis con osteointegración frente a pacientes que usan encaje en sus prótesis, reflejaba en sus resultados la mejora en ambos aspectos en los casos de osteointegración frente al uso de encaje.

Los test pretendían cuantificar la calidad de vida en relación al uso de la prótesis, la distancia recorrida, la velocidad y el oxígeno consumido; Los pacientes con osteointegración habían mejorado de 39 a 62 en una escala de 0 a 100 la calidad de vida frente a su uso anterior de prótesis con encaje; por otra parte eran capaces de caminar mucho más tiempo (14h/día) y podían hacerlo a mayor velocidad, con la ventaja de hacerlo necesitando una cantidad menor de oxígeno y minimizando pues el gasto energético.

Unos de los aspectos que destacan quienes no usan encajes y por lo cual mejora su calidad de vida es la libertad y comodidad a la hora de sentarse, mayor rango de movimiento en la articulación, así como la ausencia de problemas en la piel del muñón derivados de la compresión, la succión y la fricción que pueden provocar los distintos tipos de encaje.

Por contra, la osteointegración requiere de un cuidado exhaustivo de la piel a nivel de la inserción del vástago para evitar posibles infecciones.

Otro de los inconvenientes obviamente es su precio, por lo que invita a pensar que le quedan muchos años de batalla a nuestros queridos sockets, máxime cuando cada día se sigue investigando en las mejoras de estos, tanto en materia de suspensión como de transferencia de carga.

*Walking Ability and Quality of Life in Subjects With Transfemoral Amputation: A Comparison of Osseointegration With Socket Prostheses

-Hendrik Van de Meent, MD, PhD,a Maria T. Hopman, PhD,b Jan Paul Fro¨lke, MD, PhDc

From the Departments of a Rehabilitation Medicine, b Physiology, and c Surgery, Radboud University Nijmegen Medical Centre, Nijmegen Centre of Evidence Based Practice, Nijmegen, The Netherlands.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *